Amable Briceño
Amable Briceño.
Paisano con muchos años de residencia en la ciudad de Maracaibo, nació en el sector de la callecita de Mitón el 14 de marzo de 1927. Sus padres fueron los también mitonenses Manuel Amaya y Jacinta Briceño. Amable Briceño esta estrechamente ligado a la familia Valera-Román, pareja que estuvo conformada por Thomas Valera y Rosa Román; padres entre otros hijos de Carmen Valera de Carrillo, esposa de Félix Carrillo; conocido telegrafista del pueblo. Creció al lado de su hermano Mario Briceño, actualmente residenciado en San Cristóbal, unido en matrimonió con Elide Fernández, hija de Ramona Fernández del sector la callecita; hermana de Gredis Fernández Infante, todos de Mitón.

Amable, trabajó durante muchos años en el hospital general del sur Dr. Pedro Iturbe (Sanatorio), en el departamento de cocina. Esta actividad la ejecutó junto a sus grandes amigos Ademar Rosales y Leopoldo Barreto (+), quienes habían coincidido a su llegada a Maracaibo, cuando le toco compartir vivienda en la casa de la familia Zambrano. En esta cuidad conoció a su actual esposa María Priscilla Zambrano de Briceño, oriunda de Trujillo. El enlace matrimonial se produjo un 01 de septiembre de 1973, de esta relación nacieron dos atentas y preciosas hijas, Rosa y Ana. Amable Briceño cuenta con 82 años de edad, su residencia esta ubicada en el sector Corazón de Jesús del municipio San francisco. Disfruta de su jubilación, con ciertos quebrantos de salud, vive en gran armonía, al lado de su esposa e hijas, le deseamos pronta recuperación.
Amable Briceño y familia

Amable Briceño en su fiesta de cumpleaños numero 80, aparece rodeado de su familia y amistades.

Amable Briceño y su hija Rosa.

Foto actual de Amable Briceño y su hija Rosa Briceño.


Rafael Rosales              Rafael Rosales Villegas.
Rafaelito como cariñosamente lo llaman sus amigos, nació un veinte y cuatro de octubre en el sector de las montañitas de Mitón. Sus padres fueron Valentín Rosales y Feliciana Villegas de Rosales, de esta relación nacieron seis hermanos Rafael, Filomena (vive en Caracas), Dirica (vive en Chejendé), Asunción (+), Pablo (+) y Semida Villegas Rosales (vive en Chejendé). Durante su permanencia en el pueblo, vivió todo el tiempo en el sector de las montañitas. Desde muy temprana edad, realizo junto a su padre, actividades típicas del pueblo como la siembra y cosecha del café, entre otros rubros.

Buscando nuevos horizontes llego a la cuidad de Maracaibo a los 24 años de edad, aquí conoció a su esposa María de Rosales oriunda de Valera; quienes formaron una familia de cinco hijos: Nelly, Miriam, Sonia, Robert y Nerva Rosales. Trabajó durante muchos años en la empresa de cementos “vencemos mara” ubicada en el Municipio San Francisco. Añora de su pueblo el clima, sus amigos; recuerda con agrado cuando cazaba con “cauchera” las palomas turcas en la hacienda de Don Hernán Raga. Hoy jubilado, y a sus 82 años vive una vejez muy lúcida al lado de su esposa y su hija Nelly. Su residencia esta ubicada en el sector 23 de enero de Maracaibo.

Familia de Rafael rosales

Rafael Rosales, junto a su esposa María de Rosales y su hija Nelly.

Rafael rosales

Escuchando las anécdotas de Rafaelito.


Ademar Rosales.              Ademar Rosales.
Nació en Mitón en el año 1929, durante su permanencia en el pueblo vivió en la callecita, sus padres fueron Dante Morales del sector las Virtudes y Providencia Rosales de Torococo. El nombre de “Beatriz Román” pronunciado por Ademar le sale del alma, ella lo creo desde la edad de tres meses, “esa fue mi verdadera madre” dice con un orgullo contagiante. Conocí a mis hermanos cuando estaban haciendo la carretera de Torococo, tendría yo como 9 años, mi madre subía con una niña y dos niños. Recuerdo pedí la bendición, y me dijo que venia de ver a unos familiares en Torococo; a partir de ese momento jamás los volví a ver, desconozco el paradero de mis hermanos, no sé si aun viven.

Contaba con 18 años de edad cuando decidió dejar el pueblo de Mitón y probar suerte en un trabajo diferente. Llego a Cabimas en el estado Zulia y se residencio en la casa de Lisinia Briceño esposa de su tío Blas Román. Durante año y medio trabajó en las petroleras, fue despedido junto a otro grupo de trabajadores por reducción de personal. Fue entonces donde decide trasladarse a Maracaibo, llego a la casa de la familia Zambrano donde compartió con ellos durante seis años. Su primer trabajo fue en la “coca cola”, ganando 7 bolívares llenando cajas de botellas, actividad que realizó durante seis meses en esta empresa, para luego irse a trabajar en el área de cocina del hospital general del sur (Sanatorio) hasta su jubilación.

En la actualidad, vive en el municipio San Francisco del estado Zulia, a sus 80 años de feliz existencia y con una lucidez envidiable para su edad, permanece acompañado de su esposa Francisca Toro (de la callecita) y de sus dos hijos: Mireya y Jorge Toro Rosales.

Ademar Rosales.
Ademar Rosales frente a su residencia ubicada en el Manzanillo.

Ademar Rosales.
Agradeciendo sus atenciones nos despedimos de mi paisano Ademar.