DisfrazEvocándonos un poco a la historia, para describir estas fiestas usando el contexto del catolicismo y la Iglesia Católica, registramos que se conmemora el día 28 de diciembre, al episodio histórico y religioso conocido como el “Día de los Santos Inocentes”, en honor a cientos de niños que fueron asesinados, cuando el rey Herodes ordenó la matanza de todos los niños menores de dos años, nacidos en Belén (Judea), ante su temor de ser destronado. A partir de ese momento, ese día de duelo se mantuvo para los creyentes de la fe católica. Fue la edad Media, sin haber una referencia histórica precisa, la que se encargó de combinar este rito con otro más pagano conocido como la “Fiesta de los locos”. Comentan que era una de las diversiones favoritas de la época, para esos días de fiestas, elegían obispos y hasta en algunas iglesias, un papa de los locos. Los cleros se enmascaraban o se disfrazaban de modos ridículos y cantaban canciones obscenas. Salían a las calles y se paseaban en carruajes llenos de basura, en las que adoptaban actitudes lascivas y gestos impúdicos. La iglesia en su afán de eliminar estas fiestas tan escandalosas, y calmar las excentricidades de sus participantes, decretó que se celebrara el día de los Santos Inocentes.
La “fiesta de los locos” llego a America, junto al idioma castellano y se genero durante el proceso de la conquista, estas fiestas fueron reinterpretadas por el indio y el negro, dando rienda suelta a la imaginación originando fiestas coloridas, que mezclaban todas las influencias que convivían en la época.

En el pueblo de Mitón ubicado en el Estado Trujillo, tradicionalmente todos los 6 de enero,  celebra con mucho entusiasmo la “fiesta de los locos”. Las actividades se inician después de la ceremonia de la misa. Niños, jóvenes y adultos sin distinción de sexo, se visten con trajes viejos y tapan sus rostros con mascaras para no ser reconocidos. Inician su recorrido por las calles del pueblo, la callecita es el lugar predilecto para iniciar sus andanzas, visitan cada rincón del pueblo, pidiendo comida y aguardiente a los pobladores, aprovechando de piropear a las mujeres con la creencia de no ser reconocidos, algunos de estos locos aprovechan su anonimato para darles de chaparrazos a los transeúntes que los observan. Suben de nuevo pasando por la joya entre bailes, gritos y canciones recorren el filo, casi siempre terminan su trayectoria en la Gloria; para finalmente reunirse ya exhaustos al atardecer en la plaza. Algunas personas piensan que estas festividades sobreviven en nuestros pueblos, porque se utiliza como una expresión de crítica social y una manera de liberación psicológica.

Secuencias de fotos en la celebración de la “fiesta de los locos” efectuado este año (2009) en el pueblo de Mitón.
Fotos enviadas por Oswaldo Parra.
Los locos en la Gloria.
Reunión de locos en el sector de la Gloria.
Locos acompañados de niños.
Niños, disfrutando las fiestas de los locos en una da las calles de mi pueblo.
Fiesta de los locos.
Locos en las calles del pueblo.
Reunión de locos.
El sector de San Felipe visitado por los locos .
Loco con garrote.
Reclamos a un loco……
Gestos de loco.
Gestos de un …..loco.
Asistentes a la fiesta tomándose fotos con los locos.
Asistentes a la fiesta, tomándose fotos con los locos.

Otras imágenes de locos, tomadas en el sector San Felipe.
Enviadas por: Yraida Dávila

Locos en San Felipe
Locos en San Felipe
Locos en San Felipe
Locos en San Felipe