Por allá en la década de los 70 vivía en la callecita el señor Bonifacio Patiarroy, conocido en el pueblo por ser un hombre honrado y trabajador. Casado con la señora Adelaida Fernández de Patiarroy, de esta relación hubo varios hijos: Juan, Antonio, Crecencio, José, Humberto, Rita, Aurelia, Filomena, Carmen, Concilo y Amelia Patearroy. Su muerte ocurrió un dos de febrero de 1971. Entrañable amigo de Don Víctor Manuel Valera. Durante muchos años atendió su negocio ubicado justamente en la entrada del camino que va para el llano abajo, antigua vía usada para ir a Chejende; muy cerca de la familia Infante. Algo que lo identificaba era su humor, de espíritu alegre contagiante, para él era muy común hacer de lo cotidiano un chiste. Como muy “echador de bromas”, lo recuerdan muchos paisanos a este personaje nacido en el pueblo de Mitón.

Ocurrió un día el lamentable fallecimiento de Eufrasio Cáceres, amigo de “Facio” desde hacia muchos años, tenia su residencia en el llano abajo, sector que quedaba un poco más abajo de su vivienda. Al enterarse en la mañana, lamento mucho la muerte de su vecino. Más tarde llegaron amigos y conocidos a su negocio y conversaron de la muerte de Eufrasio; a lo que Bonifacio les dijo en tono jocoso, –bueno anoche paso por aquí “la pelona” a tocarme la puerta ,,,, y escuche que llamaba ¡Eufrasio!, ¡Eufrasio! Yo le conteste –Un momentico usted se equivoca de nombre. ….”Ese vive más abajito”.
Vivienda de Bonifacio Patiarroy en la callecita.
En la foto se observa a la derecha, la casa donde vivió Bonifacio Patiarroy, más abajo la casa de la familia Infante, y el camino que se utilizo durante años como enlace al pueblo de Chejende.