Cerro Gordo ente Montañas y lomas.

En un recorrido efectuado recientemente al sector de Cerro gordo, ubicado entre las montañitas y la loma de Mitón. Sitio conocido por sus historias y particularidades que hacen de este lugar muy atrayente. Pude notar con mucha extrañeza la soledad de la calle donde están ubicadas las viviendas de Salomón Linares y Euclides Vergel. Recuerdo cuando niño para mi era de especial interés ir a ese lugar, se sentía un ambiente muy alegré, muy frecuentado; con negocios prósperos y rodeado de fincas sembradas de café, se nota la diferencia al ver cerrada la casa que sirvió de morada al Sr. Salomón Linares, hombre trabajador, fiel representante de la gente de mi pueblo, personaje recordado por su aporte al desarrollo económico del pueblo de Mitón.

La casa de los vergel dirigida por otro insustituible trabajador como lo es el Sr. Euclides Vergel acompañado de su esposa la Sra. Carmen de Vergel, aunque habitada tampoco es la misma, visitar esa casa era precisamente como entrar a un “vergel” lleno rosas, pues sus hijas se caracterizaban por ser muy jóvenes, amables y hermosa; en el pueblo comentan que en la actualidad, aun mantienen ese encanto jovial a pesar de los años. Con particular referencia recuerdo a su hijo Domingo, estudiaba él en la escuela con uno o dos grados avanzados al mío, su hermana, mi maestra Graciela (Chela) daba el grado primero en la nueva sede del plantel Roberto Gabaldón Iragorry, y fue su inocente e infantil relación de noviazgo con Carmen Dolores, unas de los primeros y pocos romances que observe en mi añorado recorrido por la escuela primaria finalizado por allá en 1972.

Fueron pilar fundamental en la fundación y desarrollo de este sector familias como: Ferrini, Perdomo, Gil, Rodríguez, el Sr. Cristóbal no recuerdo su apellido, que unida a las anteriores mencionada, aun mantienen raíces en este lugar. Las calles del sector se ven asfaltadas y cuidadas algo muy importante que note es la construcción de la nueva escuela, baje por la calle que esta al lado de la misma, y aproveche para efectuar una visita improvisada en la casa de la familia Gil, fui recibido juntos a mis acompañantes con mucha amabilidad por la Sra. Rosa y sus hijas, hace poco tiempo falleció su esposo Juan María Gil, hombre muy conocido en el pueblo, fundador de este sector, los hijos que conozco: Elide Gil Montilla fue prefecta del pueblo; Valentín, Bartola (+) y Ernesto Gil, siendo el ultimo nombrado, mi compañero de estudio, salimos juntos de sexto grado, y nunca mas lo he visto a pesar que ambos con regularidad visitamos el pueblo.

Hace unos meses recibí un comentario dirigido al blog, enviado precisamente por Valentín Gil, muy emotivo, enviaba sus apreciaciones a la pagina, recuerdo en su escrito el nombre de personajes del sector como Chico la perra, Tocho, Eucliditos y Chavela; describía una anécdota relacionado con su papa, cuando le toco una noche perseguir a “la llorona” con un machete, a la ves que iba profiriendo un lenguaje soez para espantarla, también con mucho orgullo afirman ser ellos los primeros en el pueblo en adquirir un televisor, un radio de pilas y un buen macho de carga y silla.
Calle de Cerro Gordo
Calles y viviendas de Cerro Gordo
Escuela de Cerro Gordo
La grafica corresponde a una vista de la escuela de Cerro Gordo.
Casa de Salomon Linares.
Una vista de la casa donde habito Salomón Linares.
Casa de Euclides Vergel
Casa de la familia Vergel en Cerro Gordo.
Casa de la familia Perdomo
Calle principal de Cerro Gordo, al fondo casa de la familia Perdomo.
Señora Rosa Gil.
La señora Rosa Gil en compañía de nietos y amigos, en su casa ubicada en el sector de Cerro Gordo.
La señora Carmen de Vergel.
La señora Carmen de Vergel con las nietas de Arturo Vergel y Carmen Montilla.
Euclides Vergel.
El señor Euclides Vergel, con sus nietos Felipe y el extrovertido Rodrigo, ambos hijos de Arturo Vergel y Carmen Montilla.

Anuncios

Acerca de Rogelio Gil

Nací en Mitón, pueblo situado en una franja de rocas.
Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cerro Gordo ente Montañas y lomas.

  1. rafael ramon castellanos dijo:

    Yo pienso con un regionalismo prometedor y próspero cuando se trata de los pequeños rincones pueblerinos donde palpita el aliento de los ancestros y se proyecta en amor, en sencillez y hermosura; por ello, Rogelio, mi crónica anterior que la hice sin haber revisado todas tus maravillosas páginas por medio de las cuales quedé asombrado de cómo el paisaje es envolvente aún en fotografía espiritual, de lo cual hablaba siempre ese patriarca de las letras nacionales llamado Felipe Massiani, y se agiganta al ver el ayer con el lente del presente, pero sin el complejo de Jonás que en la historia sociológica de los afectos y de los defectos, huía de su propia grandeza por el miedo de afrontarla con su experiencia; además y digo esto sin vanidad alguna, Rogelio, pero cuánto orgullo el mío de saberme humilde maestro de escuela y escritor, filósofo, historiador y humanista, que allí en ese pequeño pueblo comencé el camino recto, digno y seguro de la hombría de bien que ya traía en las alforjas desde las virtudes de mi padre, mi madre, mis abuelos y mis abuelas y los bisabuelos y bisabuelas, amén de mis maestros todos: el viejo Astros, Lucas Rondón, Augusto Valbuena, José Isidro Morillo, Amable Pérez Simancas, Antonio Cortéz Pérez, Simón Barrios Parra, José Rafael González y Edilberto Sánchez.
    La emoción me desvía del objetivo de dar respuesta a tu mensaje de hoy y ya había comenzado otro capítulo de este fenómeno que bien he podido definir mi yo mitonero, como tengo mi yo boconero, mi yo caraqueño, mi yo pampanitero, mi yo caraqueño, paraguayo y bogotano en cada uno de esos “hombres del hombre”, que llevamos por dentro como lo anotó el sabio novelista chileno Eduardo Barrios, pero este otro capítulo se queda a medio hacer porque me siento inverso en mi devoción pueblerina ya que he ido asumiendo mi destino y progresando, pero sin separarme ni un instante de los conucos, de los barbechos, de los chaos, de la geografía de ese piélago de luz que es Santa Ana de Trujillo y, más íntimamente, el sitio campesinísimo de El Blanco, donde nací y el cual en 1998 manos alevosas como aquellas de un terrófago inclemente el uno y amorales sistemáticos los otros tres, lo destrozaron para instalar una manga de coleo en una popa augusta que cuando llegaron las lluvias borraron hasta las piedras y el barranco.
    Otra vez me he salido del meollo, pues quiero ante todo agradecerte lo referente a David Perdomo de quién lamentablemente había olvidado el nombre cuando fue en Mitón algo así como mi hermano mayor que no tuve y mi guía como si él hubiese sido el personaje de la célebre novela argentina de Ricardo Güiraldes, Don Segundo Sombra y yo el campesinito que necesitaba de estímulos, de raciones de hombría con hidalga manifestación de gallardos intereses o de machismo (y vaya el término santanero), de fogueo, de equilibrio, para sentir que el medio no eran los o las procónsules de Mitón sino la gente más humilde que me brindaban el derecho a respetarlas sino haciéndome respetar.
    En cuanto a Humberto no era Ferrini. Nunca. Jamás se me hubiese olvidado ese apellido porque todos los de esa cepa son italianos que llegaron a mi pueblo entre 1869 y 1881 figurando en mis pensamientos desde niño como un gran compadre de Efigenio Castellanos uno de ellos de nombre Domingo Ferrini, de esos montañeses garibaldinos, bravos, recios y fornidos de cuya leyenda de su padre don Pepino Ferrini está impregnada la historia santanera de la resistencia entre 1913 y 1918 contra la tiranía del general Juan Vicente Gómez. Ya saborearé la dulzura de hacer despertar nombres dormidos en los intersticios del celebro y que en cualquier instante aparecerán y se harán luz, fiebre y dulzura. Mas, zigzagueando por la evocación, rectifico lo del nombre, no es Humberto, creo que es Gilberto, sí Gilberto…
    Con este mensaje tuyo, Rogelio, se me iluminó el intelecto y me inspiré para revisar todas las entradas de tu sitio en Internet, con lo cual puedo hacer correcciones en algunos nombres, aunque los dejaré así, por ahora, autorizándote a publicar mis mensajes o a incluirlos en tu portal extraordinario, tanto el anterior como éste y los que en lo adelante habré de enviarte. Observo los vínculos de Zoila Valera y los Vergara. ¡Cuánta alegría! Sí llegas a contactarla mi más cálido y emotivo saludo que se entrelaza con la juventud mitonera de aquellos años y las teas esperanzadoras del reencuentro antes que el tiempo nos borre. De prisa hago esta nota de hoy porque tengo diferentes tareas que cumplir en vista del proceso electoral del próximo domingo 23 por el cual estoy como en el bolo, con ansiedad de echar la mocha hacia atrás del matacho para decir: 24 de dos veces 12 y 24 de aspiración y ardentía bolivarianas y revolucionarias. Mis respetos a toda tu familia.
    Caracas, 2l de noviembre de 2008
    R. R. C

  2. Nathaly dijo:

    Mensaje: Rogelio, mi nombre es Nathaly. Soy venezolana y vivo en Uruguay desde los 5 años. toda mi familia paterna vive en Trujillo. No los veo desde que sali del pais. Mantenemos si un contacto fluido vias telefono e internet. Estamos con mi esposo mirando las fotos y nos parecen realmente hermosas. Es importante tener un sitio para visitar y conocer nuestras costumbres y tradiciones y ni que hablar de esa voluptuosa geografia andina. muchisimas gracias por estar. Abrazos Nathaly.

  3. zobeida valbuena dijo:

    Señor Rogelio, se estremece mi alma y mi corazón palpita con regocijo. Soy hija de Augusto Valbuena, quién en las respuetas publicadas en su blog, fue maestro de Rafael Ramón´Castellano.Gracias por mantener vivo el espíritu de aquellos pueblos y al señor Castellano por mantener en su memoria a los hombres y mujeres formadores de grandes ciudadanos de esta patria.

    • rogeliogil dijo:

      Gracias zobeida por el comentario enviado al blog, me gustaría conocer un poco de la vida de su padre, quien en vida fue un abnegado maestro de tantos paisanos y particularmente de nuestro gran amigo Rafael Ramón Castellanos, saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s