El silbón II

El silbón es una de las leyendas mas conocidas en el llano venezolano, lo describen como un espanto muy alto que acostumbra salir en el mes de mayo, usa un sombrero grande, que al sentarse las rodillas sobrepasan su cabeza y se esconde entre matorrales, dejando escuchar un silbido espeluznante, saltando sobre su víctima para golpearlo.

La leyenda dice que el espíritu del silbón surgió cuando en vida asesino a su padre, deshuesándolo por haberlo encontrado con su esposa, el hombre fue localizado por su abuelo y castigado con un mandador de pescuezo, al tratar de huir fue mordido por un perro, para concluir el castigo su abuelo regó sobre sus heridas gran cantidad de ají picante hasta su muerte.

El espíritu de El Silbón se presenta principalmente golpeando a los borrachos y deshuesando a los mujeriegos, otras veces solo incomodando con su aterrador silbido, muy pocas veces ataca a niños y mujeres, algunas oportunidades se presenta en forma de sombra, llevando un saco al hombro. Unos piensan que son los huesos de sus víctimas más recientes; otros, que pertenecen a su propio padre.

El silbón tiene un enemigo, cuentan que en una oportunidad golpeo salvajemente a un hombre hasta matarlo, entre sus gritos antes de morir juro vengarse, al momento de su sepelio abrieron la urna para despedirse por última vez y ya no se encontraba allí. Tiempo después comentan de una persona que al equivocarse de camino, se perdió en la oscuridad de la noche por una montaña con abundante maleza y árboles.

De pronto escuchó un silbido y del otro lado un ruido bocal que decía “ajuuuuu, ajuuuu”, se sintió un golpe y se vio una sombra y observo que ambas peleaban, dándose cuenta que uno lo cuidaba, era el conocido Espíritu Vengador, el único que se enfrentaba con el Silbón. Al contar la historia todos coincidieron en que se había salvado de milagro y que debía de llevarle velas y frutas a la tumba del anima, quien es el enemigo del silbón.

La historias en Mitón sobre el silbón abundan, una de tantas que conozco se relaciona con una familia que vivía en Santa Ana en un sector llamado la Soledad como unos 10 Km. de mi pueblo, era por los años de 1944, el lugar se caracterizaba por los pocos habitantes que allí residían, las casas habitadas estaban separadas a kilómetros de distancia. Resulta que la hija menor de la familia era molestada por el silbón, ella comentaba a su mama que cuando se sentaba a comer o antes de dormir, escuchaba un silbido muy extraño de una persona muy cerca del lugar, miraba a todos lados y no veía a nadie. Los padres no dieron mayor atención, pues siempre pensaban que era necedades de muchacho.

Era un mes de mayo cuando murió la mama de la niña, y la noche después del acto de sepelio, los amigos y familiares se reunieron en la casa de la difunta. Como a las siete de la noche llamaron a todos los niños a comer, sentandolos en una mesa separada del resto de los adultos. De pronto la niña se asusto y empezó a llorar, su tío se acerco y la pregunto la razón porque lloraba, ella respondió — Tío otra vez me esta silbando, ….. Ya te hemos dicho que no inventes esas cosas; de una vez exclama un niño que estaba también sentado en la mesa — es verdad yo también lo escucho es un silbido cortico pera da mucho miedo, y a los pocos instantes se dejo escuchar un silbido espeluznante en la casa acompañado de una sombra que arropo todo el lugar, fue así como todos los presentes sintieron la presencia del silbón.

Al día siguiente la familia tomo la determinación de llevar la niña al cura del pueblo, comentan que en la iglesia la bañaron con agua bendita, colocándole una estampita de una virgen al rededor de su cuello, a partir de ese momento el silbón jamás la molesto.

Como Cuidarse del silbón.
*Si usted es de las personas que le gusta caminar de noche, llevese su perro el silbón no lo podra atacar.
*Como el silbón ataca con preferencia a los borrachos y si usted se le hace tarde en el bar del pueblo, amanezca allí con la escusa del despecho.
*Nunca olvide el chaparro de arrear su bestia, el silbón le tiene mucho miedo a un latigo.
*Que nunca le falte el frasquito de aji picante, si es de chirerito mejor, al primer silbido saque su botella tal cual un magnum 44, dirija la vista hacia donde proviene el sonido y ….zuas zúmbele el picante, ….listo el silbón jamás pasara de nuevo por allí.
*Como el silbón tiene fama de atacar borrachos y a hombres infieles, averigüe, no vaya ser que tu mujer tenga un pacto con el larguirucho.