LuchadoresLos sábados en la noche era la reunión obligada de un grupo de mitonenses en el negocio de mi papa Tista ubicado en la joya, pues pasaban en la televisión la lucha libre americana catch as catch can. Por el año de 1967-68, había muy pocos televisores en el pueblo, también nos racionaban la electricidad, debido a que en el pueblo se alumbraba con un motor a gasoil, todavía no había electricidad por cadafe. Como comente en un post anterior el servicio de electricidad solo funcionaba de 6:00 a 9:00 PM, el resto de la noche nos alumbrábamos con lámparas o velas, y lo que teníamos un poquito mas de suerte como en mi casa, nos iluminábamos con un motor pequeño a gasoil que surtía de electricidad a la casa y el negocio parte de la noche.

La lucha libre la pasaban por el canal ocho a las 11.00 de la noche, la gente se empezaba a reunir en el negocio desde muy temprano, antes de la lucha se divertían de los juegos de bingo y billar, a las nueve el Sr. Briceño desconectaba la electricidad y quedábamos a oscuras, a partir de allí empezaban a recoger dinero entre los presentes para pagar el combustible y el uso del motor y no era sino hasta las 11:00 PM, calculando el inicio del programa de la lucha, cuando se prendía el motor.

Pero aquí no acababa la odisea para poder ver la lucha, en mi pueblo había una disposición del gobierno que no permitía la estancia de menores de edad después de las 9:00 de la noche, justo a esta hora empezaba hacer el recorrido por las calles del pueblo el policía Cayetano, sonando un silbato que recordaba a todos los menores que era hora de ir a dormir. Cuando pasaba por la joya cerraban la puerta del negocio y todas las personas mayores y menores de edad se quedaban en silencio, evitando hacer ruido y por su puesto con la luz apagada, algunas veces él se hacia el “musiú”, tocaba, mi papa le habría la puerta y se quedaba a ver la función de la lucha, sin pagar por su puesto.

Para mi ver la luche libre para esa época fue un privilegio, a los menores de edad no le permitían verla yo tenia como siete años, para ese entonces la lucha era muy ruda y fuerte y además la pasaban muy tarde en la noche. Recuerdo que la primera persona en llegar al negocio era Juan Montilla, él no podía fallar porque era quien prendía y reparaba cualquier falla del motor y también sabia donde dirigir la antena para que el televisor Alemán marca telefunken se viera mejor, también estaban de la callecita: Roseliano Salcedo, Cocoro, Segundo, Otoniel (La Sota), Basilio Montilla, Obelio, Nani, Solano,Juan Jose, Heriberto Montilla, Ramoncito Montilla, Gredis Infante y su hermano, del pueblo: Eugeneo Palma, Ramon Palma, Raúl Cordero, Ramón Cordero, Pablo Escobar, Julio Palma, Edwardo Palma, Ernesto Palma, Perucho Benitez, Perucho Briceño, Ramon Briceño y otros mas que se me escapan el nombre.

A las 11.00 pm, comenzaba la función de la lucha libre y siempre estábamos a la expectativa de los que iban a luchar esa noche, no faltaban las apuestas entre los presentes, recuerdo que había luchadores famosos como el Dr. Nelson (el de la llave doble Nelson), El tigrito del ring (conocido por la patada voladora), Bassil Battah, Jorge Battah, el gran Lotario, el gigante May, Santos el enmascarado de plata, todos estos luchadores eran limpios o buenos. También estaban el dragón chino (el de las sustancia prohibida) le echaba zumo de limón en los ojos a los luchadores, el gran Jacobo, Huracán Ramírez, el gorila con la dama de las cadenas, estos luchadores eran los sucios o los malos.

Con frecuencia se escuchaban los golpes que le daba …..Solano al mostrador, “muy molesto” cuando uno de los sucios golpeaba descuidado a los buenos y el referee se hacia el loco, la mayoría de nosotros no sabíamos que los luchadores eran muy buenos actores y que todo estaba preparado, a pesar de esto algunas veces se pegaban fuerte y sangraban de verdad, tanto así que por el año 1967, el luchador Huracán Ramírez (colombiano) le prohibieron la salida del país por una lesión propinada a Bassil Battah.