RSS

El Doctor Emigdio Cañizales Guédez le escribe a Mitón.

15 ene

Dr. Emigdio Cañizalez GuédezEl venidero mes de mayo se cumplirá cuatro años de la desaparición física del Trujillano Dr. Emigdio Cañizales Guédez, nativo de Chejendé. Fue miembro del partido comunista desde su época de estudiante de bachillerato. Conocido por su trayectoria en la rama de la medicina, iniciando sus estudios en la universidad central de Venezuela y culminándolos en España al exilarse por sus actividades revolucionarias. En sus 82 años de vida fue un gran humanista, porque además de medico fue maestro, parlamentario, poeta, escritor, historiador, internacionalista y luchador social. Una de sus obras fue “historias y cantos de Chejendé” dedicada al pueblo que lo vio nacer.

Emigdio Cañizales Guédez es considerado el padre de la salud ocupacional de Venezuela, fue él quien inicio los estudios de la medicina del trabajo en Venezuela, así como la corredacción e impulso junto al jurista Pedro Díaz, de la ley orgánica de prevención, condiciones y medio ambiente del trabajo (LOPEYMAT). En honor a la perseverante labor efectuado por este medico venezolano, varios centros de salud en diferentes estados del país llevan su nombre.

Por allá en 1993 hizo una pausa en sus actividades cotidianas y en una visita a su pueblo, le entrego un escrito a Doña Cantalicia Pichardo dedicado al pueblo de Mitón llamado: Mitón apuntes para su Historia. A continuación colocamos la información, tomada del escrito original, que fue cedido a este blog gentilmente por el Ing. Luis Velásquez, hijo del recordado Marceliano Velásquez, doctor y poeta nacido también en Chejendé.

Emigdio Cañizales Guédez
Mitón. Apuntes para su historia.
A Doña Cantalicia Pichardo de Velásquez.
Macuto, agosto 10 de 1993.
Comienza así:

Tercos y dulces nombres
que el curandún del tiempo
revuelve, sube y baja.
Que la nube recoge del rocío
en guaduas y bijaos,
y que la lluvia lava.
….
Nombres para ser dichos
devanando cocuiza
apretando los dientes.
….. Lanzándolos al aire,
como trompos de sangre
que bailan y perduran……
E.C.G.

Las voces cuicas cantan, como las corrientes de las quebradas. Vienen del ulular del viento, y de los pájaros. El etymos y el logos de su etimología, nacen de la raíz melódica del arpa terrestre. Su medida y su pauta las dan, el diapasón frutal, el guiño de la estrella, el rugido del puma, y la piel del venado que enciende en su carrera el pizarrón del cielo.
Mitán es hato que registra el obispo Martí en 1777, con tres casas y 19 habitantes en los términos de Burbusay. Mitoi un caserío de Jajó. Mintoi, la voz que designo al socavón de la roca utilizada como sepultura de los indios cuicas. Mitombix o Mitimbís, capitán indígena, de quien, por contracción del vocablo, quieren algunos historiadores (Américo Briceño Valero, Mario Briceño Perozo), que se derive el nombre de Mitón.
Mitimbís es montaña donde nace la quebrada de san José, y Mitimbís, la quebrada que separa los términos de Mitón y Torococo.
En comunión telúrica el indígena dió su nombre muchas veces, a sus tierras, ríos, quebradas y montañas. Otras veces fueron estas las que dieron el nombre al indígena jefe.
Tiene pues Mitón donde escoger el nacimiento de su nombre, desde el cacique epónimo la cantarina quebrada y la enhiesta montaña, hasta el socavón sepulcral.
Un mitón que nada tiene que ver con el indígena es, en la indumentaria femenina, una especie de guante largo y tejido de punto, que deja fuera los dedos.
Vinculo con Burbusay. Procedente del tocuyo en 1549, Diego Ruiz vallejo penetra el ámbito del reino de los cuicas. Rige sus tierras el cacique carache en la rivera del río Minumboc. Fiera es la pelea, en la cual el nativo es perdidoso, y el conquistador avanza por la cuesta de los higuerones hacia el valle que la adulteración lingüística llamo, “aborrenzais”, y dice Castellano, el cronista-poeta:

La rota de carache y el estruendo
va con la muchedumbre de pregones
por Boconó y aborrenzais corriendo,
valles de generosas poblaciones…..

En unos de esos valles, medio siglo mas tarde, el capitán Andrés Sanz funda Burbusay, circuído por las dos estribaciones que parten del alto Tonojó. Tierras habitadas por las parcialidades indígenas, burbusayes, tirandáes, tonojóes, y cabinbúes, bajo el mando del cacique Burbusay. El pueblo inicial nace con San Pedro como patrono, que cambia por San Antonio tras el terremoto de 1644.

La encomienda de indios de nación cuicas asignada en el valle de Burbusay al capitán Juan Pacheco Maldonado, pasa a su muerte, a manos de su hijo, Juan Pacheco Maldonado de Mendoza. El titulo original (encomiendas. tomo IV), se espide en Coro el 26 de marzo de 1601. La cedula real a favor de Maldonado hijo, en Madrid, el 16 de septiembre de1624. A él encomiendas los principales Juan Buscuy y Santa Cruz, Juana Román, Escarandí Buchancón, y Juan Mitombix o Mitimbís. Estiguate, parcialidad indígena, paso en el enredijo de los escribanos, estiguatí, y terminó en “Tiguaguís”, quebrada de Chejendé, que una adulteración posterior convierte en “los Luises”.
Y se fueron deslindando los pueblos, y empezaron a bailar la danza de las divisiones políticas-territoriales al compás del capricho de los caudillos y de los gamonales.

Se deslinda Mitón. Encaramado en un estribo de la loma de duran, ya está conformada para 1670, al igual que Torococo.
Su perfil geográfico comienza en el pico duran a una altura de 1932 mts. El “tío Alonso” Duran a dejado su nombre a la loma, y una cruz, la cruz del tío Alonso, hito en los limites de Bolivia y Chejendé. A partir de la loma, se sigue el curso de la quebrada honda hasta la de Timiache y el camino al fundo “las virtudes”. Por el oeste limita con Torococo. Fue la geografía de los indios mitones, mitanes o joyeros.
Ambito de la neblina y de la orquídea. (El filo), el lomo de los cerros fue hábitat predilecto del indígena. Atalaya para la defensa militar, benignidad de clima y garantía de salubridad. Arrebujadas en neblina encontró el conquistador sus comunidades en la espina dorsal de los Andes. Los decimos en nuestro poema “anatomía de las cosas”.

Difícil topografía
la de cejas y garganta,
de cuchilla y de faldas,
esta del mundo serrano.
Pareciera que los pueblos
anduvieran por el aire,
o las cosas estuvieran
de la neblina colgando.

Cada región y cada pueblo tuvo su hechizo. El pueblo llanero, lleno de guitarra, de arpa, maracas, e inmensidad. El pueblo marinero, con su afán su trajín, su pañuelo de la perpetua llegada y despedida, el azaroso ajetreo del pescador. Lo tienen los pueblos andinos, pastores de estrellas, de incomparable exuberancia telúrica de lujuriso vegetación.
A Trujillo los describe Joseph Luis de Cisneros, en 1764.
“Como la tierra es alta, y muy quebrada divierte
en gran manera ver la población de los indios,
que son muchas, sus labores y ganados por aquellas
dilatadas campanas. Todas la tierra esta cruzada
de pequeños ríos, que llaman en el país, quebradas”.

Y en un arranque de hipnotismo, y de asombro, ve mariposas por flores, en la magia de la orquídea:
“…. En las más recónditas montañas de Trujillo criase en tal paraje, encuadernada entre la peñas de sus cumbres, o en los troncos de los palos, una especie de debolla …. De donde sale un botón ….. Hasta quedar enteramente abierta ….. Manifestando perfectamente la figura de una mariposa”.

Con el mismo arrobamiento vio nuestros pequeños pueblos Alfredo Jahn.
“….. En una especie de anfiteatro formada por montañas azules de caprichosa perfilaciones, sobre un cielo claro y diáfano, se ven también, como águilas reales sentadas entre los ríspidos picachos del Ande, las poblaciones de Chejendé, cuicas, Torococo, (y Mitón agregamos nosotros), los cuales, como pequeñas manchas de cal, salpican el fondo índigo del paisaje”.

Vaivenes político-territoriales.- unido a Bolivia y Burbusay en la encomienda de los Pacheco Maldonado, va buscando nexos y salidas hacia occidente y sur. Llaman los llanos de Monay y la vía lacustre, para la salida de las cosechas.
Veamos el marco histórico de su status municipal. Para la última década del pasado siglo, el Guzmancismo entra en crisis. Prospera la reacción nacional contra su gobierno personalista, megalómano, y despótico. Pero, con todo y corrupción, él deja caminos abiertos para un desarrollo mercantil y capitalista, y somos vistos nuevamente con codicia por el ojo Europeo. El 7 de marzo de 1890, el consejo federal elige Presidente de la Republica al Dr. Juan Pablo Rojas Paul, con quien Venezuela estrena una democracia política que va a hacer efímera. Para este año la sección de Trujillo del estado de los Andes, el general Ramón Rueda. La región ha sido sacudida por una epidemia de fiebre amarilla.

Por iniciativa del Dr. Victorino Marques Bustillo, Presidente de la asamblea legislativa, este cuerpo crea el Municipio Cegarra , con Mitón como: Capital en el año 1899, lo que no gusto a los torocoqueños, que se llevaron los archivos municipales para Torococo. Mitón formo con este pueblo varias veces, una unidad municipal. EL municipio Araujo, desde 1906. El municipio Carrillo, con capital alternativa hasta 1938. Hoy, como sabemos, forma parte del municipio autónomo Candelaria, capital Chejendé, entidad proclamada en esta población por la asamblea legislativa del estado, en sección solemne del 6 de agosto de 1988. Fue Mitón una de las más pequeñas unidades municipales del estado Trujillo, municipio de pantalones cortos, solo cuenta con 23 kilómetros cuadrados. Compárense con los 420 de Monte Carmelo.

En 1918, Mitón tenía 195 casas, y 980 habitantes. El año siguiente cuenta con 200 casas y 1000 habitantes y 21 sitios poblados, entre caseríos y aldeas. “Sitierías” como se les dice en Cuba.
Comunica hoy por carretera con Torococo y Chejendé, y en la vía que conduce a Santa Ana, en el sitio de las cruces, en la loma de duran, un empinado ramal lo une con Bolivia, “salvando la diferencia de nivel entre la loma (1932 mts.) y Bolivia (1331)”.
Pueblos del café. Durante mucho tiempo, el desarrollo y relativa prosperidad de estas comarcas, se debieron al impulso del grano-divisas. Durante el gobierno del doctor Raimundo Andueza Palacios (1889-1892), la exportación del café alcanza en Venezuela las más altas cifras hasta entonces conocidas: 847.143 sacos, con un valor cercano a los 90 millones de bolívares.
Hablando de los orígenes del café en los andes, Don Tulio Febres Cordero cita un informe de José Domingo Rus para las cortes españolas, y da la siguiente secuencia para 1812: En San Cristóbal se da mucho, en Mérida abunda, en Trujillo se da algún café. Para esa fecha hacia apenas 11años que Don Francisco Labastidas, había llevado a Trujillo, y sembrado en Mendoza semillas procedentes de Chacao.

Mitón contó con florecientes haciendas de café: la loma, hasta donde se extienden los Mazzei de las virtudes, Santa Lucia de Don Roberto Gagaldón Mazarri, las montañitas, originalmente de Don Felipe Márquez, luego de Don Hernán Raga. Las prosperas haciendas de quien fuera toda una entidad del pueblo, Don Casiano Méndez, las de Don José Miguel Pichardo y Celso Gil.
Padre de los cafetos, el bucare, tiene bien ganado el tributo de ser el árbol-emblema del estado Trujillo. A él le hemos cantado en nuestro poemario “Voces Vegetales”.
 

                         Bucare
Bucare florecido. Cardenal de la selva.
Sacerdote del rito perenne de la savia
en cuyo brazo abuelo se acunaron las sombras
que arroparon los viejos cafetos andariegos.

Eres primero, acaso, un pedazo de roca
que soñando ser árbol improviso raíces
quedandose vestido con su piel de cascajos
o fuiste cocodrilo que quiso tener flores
y no pudo en el cambio sacudir sus escamas.

Bucare de las playas. Guardián del claro río.
Enciendes los remansos en su paz intranquila
con luces locas de cirios vegetales
e ilumina con estrella de savia
la noche de los peces.

Bucare del conuco. Meridiano de hojas.
Coordenada de la hora campesina
que partes la tarea con tu sombra
tiempo de la jornada
y lecho de corales derretidos
Para el fugaz sesteo.

Bucare de la infancia. Refugio y mansedumbre.
Si caminar pudieras, tu paso seria tardo,
Como el medido paso del abuelo.

Viejo amigo del viento y las abejas
que robas a los niños su ilusión del papel,
Atrapando en tus ramas los raudos volatines.
Pero que das en cambio la cera del “boliche”,
Porque tus oquedades conocieron
La niñez de la miel.
Y el polen se hizo céreo,
Negro alcázar en cacho de pegones,
como una arteria negra con su sangre de incestos
que naciera en tu blando corazón de madera.

Bucare del camino. Sinfonía de recuerdos.
Hito en la impenitente búsqueda del pan.
Bajo tu signo vive. Bajo tu signo piensa,
Bajo tu signo lucha
La prole de Castan.

El héroe epónimo de Mitón. Para continuar sus vínculos históricos de Burbusay, el municipio llevo el nombre de prócer burbusayero Manuel Vicente Cegarra. Con una gloriosa hoja de servicios desde 1814 a 1821, Disciplinado, estricto. En 1826 ostenta el grado de teniente coronel dado por Santander. Años después ocupo la jefatura civil y militar de Bocono y Escuque. Para 1829 es gobernador de la provincia de Trujillo. Dicto ordenanzas de gran interés social. Radicado en Carache, mejoro su aspecto urbanístico, alienando las calles con disparo de cañón. Epónimo igualmente, de una parroquia de Carache, muere en Mérida, de tétanos, perseguido en las contiendas locales.
Un olvidado héroe neogranadino. Resulta difícil precisar hoy porque se llama “las lanzas” una calle de Mitón En ella vivieron los héroes de la independencia. Uno, cuyo nombre se ignora, el otro, Juan de la Cruz Mejía, neogranadino trujillanizado. Acompaña a Bolívar en múltiples combates, testigo del abrazo de Santa Ana, va a morir centenario y pobre en Mitón, en 1880, lejos de su Cartagena nativa, donde había nacido en 1775, muere con el calor de la india Mintoi con la que se había unido en Trujillo.
La Italia peregrina. A Mitón y Torococo cupo en suerte alojar una parte de la Italia andariega. Los italianos que llegaron a nuestra America meridional en el primer cuarto del siglo XIX, fueron, casi en su totalidad, revolucionarios garibaldinos. En 1890, fecha en que se erige el Municipio Cegarra, circula en Valera el periódico “El Carbonario”

Don Roberto Gabaldón Iragorry, hijo del coronel Joaquín Gabaldón Chuecos y Doña Amelia Iragorry Briceño, y hermano, del general José Rafael Gabaldón, casa con Doña Josefina Mazzarri, hija de Don Torelo Mazzarri y Doña Lucía. Radica en mitón y desarrolla prospera hacienda, como queda dicho. De ellos nacen, entre otros hijos, el excelente medico y hombre publico doctor Francisco Gabaldón que realizó en nuestro pueblo, una vez que vino graduado de Italia, generosa e incansable labor sanitaria, y nace el señor Oscar Gabaldón, comerciante, radicado en chejendé durante algunos años.
En Mitón se asienta la familia Gásperi de la que fueron vástagos Amadeo e Ignacia. Esta casa allí con el caroreño e insigne pedagogo Claudio Zambrano Espinoza, quien ejerció el magisterio que luego traslada a chejende.
Patriarca de Torococo, Don Emilio Paolini, italiano tropicalizado, lleno de sapiencia y humor. En su botica, fue el paño de lagrimas de los enfermos sin recursos. Cuando pasaba hacia el cementerio un difunto en rústico cajón, decía ese “muerto es mío”. Cuando pasaba un entierro con posas, kiries y cruz alta, comentaba: “ ese es del doctor. Flores….. Medico de Santa Ana, que ejerció en nuestras comarcas, al igual que el insigne doctor Andueza.
Ferrini hay en Torococo y Paolini y Mazzei “en las virtudes”.
Victrolas y ortofónicas, pianolas y cajitas de música, embalsamaron los cafetales con música de Vivaldi y Verdi. Para asombro de los lugareños, combinaban con los pájaros las melodías de Rigoletto y un Vallo in Maschera o de una Pastorella.
Enseñaron a mitoneros y torocoqueños a comer macarrone y ensalada, aunque ya esta se conocía entre los indígenas con el nombre de “pira”, confeccionado con bledo, tomates y otras especies. Por supuesto, tuvieron hijos en las hacendosas indias, mestizas y cogedoras de café…..
Artesanos y juglares. Como todos nuestros pueblos, los tuvo Mitón. Toda villa fructuaria necesita de fragua. Consumados herreros y armeros, los Barrios. Sus frenos y espuelas, sus “calabozos” (herramienta agrícola), barras, escardillas y barretones, competía con los de patente.
La mano femenina es la cuna amorosa de la artesanía, en ella nacieron el tejido y la alfarería. Allí se devanó la cocuiza y se tejieron sacos y marusas se confeccionaron alpargates de cocuiza, y se tejieron capelladas para las alpargates o cotizas de suela elaborada en Chejendé donde Don Guillermo Cañizales instaló una tenería o “curtiembre”, para usar la palabra vernácula. La cocina y los guisos, las conservas tuvieron los suyo. Al pregón de rapazuelo se vendió el mute, a medio real la ollita, y en la gallera y el bolo se vendieron las empanadas, de donde Doña Engracia o de Ñoa Liboria, y las hallacas de la señora Casilda.
Bordado y pasamanería: Arte y artesanía de la devoción en los altares, para las fiestas patronales y los grandes días “de guardar”.
Nos tocó conocer algunos de estos sembradores de tradición, que rezan en los novenarios de difuntos, cantan en velorios de cruz, bautizan infantes, “in extremis”, echan los cuentos de los siglos caballerescos y cantan loas y relaciones. Magisterio del saber popular en nuestros juglares. Magdaleno Albornoz, gracejo y sabio, el viejo Cumaná, calvo y ciego de el Guerebe, Municipio Cuicas, que designaba las armaduras como los vestidos y zapatos de “jierro”. En Japaz, también de Cuicas, el cántaro sonoro de Piedro Vielma, y en Mitón a Nolverto Colmenares, nativo de Bolivia, pero “nacionalizado” mitonero, una de las más encendidas chispas del ingenio popular que hayamos conocido. Ni velorio ni casorio que se respetasen, dejó de contar con su presencia.
Y como cada pueblo tiene su loco, Mitón también tuvo la “loca de Mitón”, maníaco- depresiva, de enrevesadas salidas: “por el hueco más liviano puede pasar un cristiano”…..”Todo se tienta y más de noche”.
Inolvidables las escenas de las vacas lecheras, entrando o saliendo por los portones, y la venta ambulante de leña, de duara o de jumangue.
No dejo de ser Mitón objeto de “chacota” o de burla, por lo pequeño de su tamaño y aún por la penuria de mucha de su gente. Un “andarín” y personaje de la picaresca, que vivió en Chejendé llamado “El Archipiélago” solía decir que no se quedaba a dormían en Mitón porque se le salía las patas”. Y Zambrano, en sangrienta burla cuando se oía sonar las campanas a lo lejos, desde Chejendé, comentaba: “…. Está entrando una carga de plátano a Mitón”.
A galludo de patronazgo. Para asegurar bien la intercesión ante la corte celestial, mitón tiene dos santos patronos.
Pueblo Josefino. Ancha es la geografía del padre putativo de Jesús, el carpintero de Nazaret. Escogencia para la paternidad divina que enaltece al artesano, operario en el que subsumen al planificador y el ejecutor de una obra, en cuyas manos el trabajo salta a los ámbitos del arte y de la acción creadora. De ahí que los griegos le llamaran demiurgoi, el creador. Bajo el patrocinio de San José, vive y se desvive la gente mitonera.
Pueblo Mariano. Bajo la capa de santa Filomena, virgen y mártir, cuya fiesta es el 10 de agosto. Lirio místico inmolado en las persecuciones a los cristianos en el imperio romano.
Una religión igualitaria, de profunda inspiración social, amenaza la unidad civil y religiosa del estado. Una muchedumbre fanática y feroz plenaba el escenario de los sacrificio.
Durante el siglo III hubo seis persecuciones que comienza con Séptimo Severo (193-211), le siguen Maximino, Decio, Valeriano, y Claudio, y terminan con Aureliano. Séptimo Severo fue indulgente en cierta forma, no así su sucesor Maximino el Tracio, excedido en crueldad.
Bajo el anatema Christiani non sint (los cristianos no deben existir), sucumbe en la primera de las persecuciones el Papa San Calixto, en 222. En la segunda, es condenado a las minas (pena ad metalla), en Cerdeña, el Papa San Ponciano. Durante la feroz persecución de Decio, es sacrificado el Papa San Fabián.
Por la palma del martirio compiten con “los hombres ebrios de Dios”, la santa mujeres. Matronas y plebeyas, adultas y adolescente , amas y esclavas. Durante las persecuciones del siglo III es sacrificada la mártir romana Santa Filomena, cuya lápida fue encontrada en las catacumbas. Los símbolos en ellas grabados: ángora, flecha, palma, azotes y lirios permitieron reconstruir su martirio.La presencia de azote sugiere que fue sometida al suplicium fustuarium, la flagelación, la flecha, el uso de esta instrumento, como es San Esteban. El ángora hace suponer cercanía marítima en el proceso. Santa Teodosia, virgen de tiro, de apenas 18 años, fue arrojada al mar y tiene aquel símbolo.
Se aprecia como cierto el testimonio escrito de estos suplicios, en el relato de la Santa Vibia Perpétua, joven matrona de 22 años, instruída llena de genio y humor.
Magisterio. La siembre fecunda de letras merecerá un estudio pormenorizado. Adelantemos que en Doña Cantalicia Pichardo de Velásquez a tenido Mitón, no sólo la propulsora de la enseñanza, sino una matriarca para el bien social y la recta formación cívica de su comunidad. Mujer en su puesto de ductora ejemplar. Mano caritativa para el menesteroso y desvalido, y gentileza del mejor señorío. Quien llegó a su casa tuvo atención de puertas abiertas, y amplitud para el diálogo. Comparte el cariño de su pueblo, con su hermano el fraternal colega médico Juan de Jesús. Y lo comparte con su esposo, el también médico, doctor Marcelino Velásquez cuyo nombre lleva el dispensario de Chejendé.
Mi primera alumna. Cierro estos apuntes para la historia de Mitón, con una de las más entrañables vivencias de mi infancia. Esos hechos que iluminan el camino de una personalidad en desarrollo.
Me llama un día mi madre, Ana Guédez d
e Cañizales, a una conversación rodeada para mí, de misterio.
Le voy a recomendar una tarea de gran responsabilidad. Una vez cumplida, usted no lo comentará con nadie. Va a ir a mitón, casa de la señora Juana Pérez de Quevedo, maestra de mi más alta estima, y va a mostrarle, a explicarle, la regla de aritmética que el señor Zambrano les enseña después de las cuatro reglas elementales.
Doña Juana iba ser transferida a Chejendé y temía a la tremenda “lengua” del señor Zambrano, culto pedagogo.
Aquel fue unos de mis primeros viajes extraterritoriales. Se me hizo aperar de silla y riendas, la burra “coneja” y se me dió de escudero a Ramón Terán, nuestro hermano de juegos travesuras y sueños infantiles.
Nuestra llegada fue poco menos que apoteósica. Me puso a descansar en mullida cama y nos dieron un almuerzo de Arzobispo. Ramón no encontraba qué hacer con los cubiertos y la servilleta. La bondadosa maestra y su bella hija Aída se desvivían en atenciones. En la tarde comenzó la faena, empezando por la regla de tres, simple y compuesta. Al día siguiente continuamos con la regla de interés, descuento, compañía y falsa posición, aquella del gavilán y las 100 palomas. Discípula de prodioso entendimiento, muy pocas veces tuve que repetir las indicaciones, que minuciosamente recogió en un cuaderno. Que horas tan gratificantes!!. Qué ejemplar humildad!!. Yo trasferí conocimientos pero a mi vez, recibí una de las más hermosas lesiones de mi vida. Dos días duro el reino de aquel magisterio. Nuestro regreso fue triunfal.
Durante 60 años (tenia 10 entonces), cumplí a mi madre la promesa de no decirlo a nadie. La rompo hoy. Que en el cielo me perdone mi madre y Doña Juana.

Emigdio Cañizales Guédez
Macuto 10 de agosto (día de Santa Filomena), de 1993.

Bibliografía
Academia nacional de la historia. Encomienda, tomo IV
Briceño Valero, Américo. Geografía del estado Trujillo, segunda edición.
Briceño Perozo, Mario. Historia del Estado Trujillo.
Fonseca Amílcar. Orígenes Trujillanos.
Cisneros, Don Joseph Luis. Descripción exacta de la provincia de Venezuela.
Pbro. Roig Juan Fernando. Iconografía de los santos.
Gallina, Cesar. Los mártires de los primeros siglos.
Cañizales, Guédez, Emigdio. (Voces vegetales). Poemario Chejendé, historia y canto.

About these ads
 
6 comentarios

Publicado por en 15/01/2009 en Historia

 

6 Respuestas a “El Doctor Emigdio Cañizales Guédez le escribe a Mitón.

  1. esperanza

    28/01/2009 at 1:01 AM

    Nombre: esperanza
    Mensaje: no se olvide de gente que hicieron historia en Mitón, por ejemplo sus maestras, se encuentra la maestra omaira gasperi quien vive en valera y la familia aguiar briceño, fundadores de comercio y dirigentes politicos como palmira briceño palma.
    esperanza

     
  2. Richard Gasperi

    16/03/2009 at 1:47 AM

    Como esta estimado amigo, yo estoy muy interesado en saber cuales son los origenes de mi familia en Miton pueblo de donde eran mi bisabuelo, abuelo y padre, quisiera saber de que parte de Italia vinieron los primeros Gásperi y donde puedo conseguir documentos sobre ellos. Estuve en Trujillo y no consegui mucho. Gracias por este blog es algo de la historia local de esos parajes andinos.

     
  3. Eric Omana

    18/04/2009 at 10:42 PM

    Puede usted facilitar copia de este ensayo?
    Eric Omana

     
  4. Romulo Canizales

    30/10/2010 at 7:29 AM

     
  5. Arnoldo José Zambrano García

    08/01/2011 at 6:06 AM

    Estimado amigo Rogelio Gil, antes que nada, permítame felicitarle por el interesante, excelente y hermoso trabajo de recopilación de la historia de los pueblos montañosos de Trujillo.
    Realmente me gustaría conseguir más información sobre los Gasperi, de que parte de Italia vinieron y cuantos fueron sus descendientes, en su cita nombra a mi abuela Ignacia Gasperi y a su hermano Amadeo Gasperi. Mi difunto padre, Arnoldo José Zambrano Gasperi, contaba que el hermano de mi abuela luego de llegar a Trujillo se fue a los llanos, pero la historia sólo la sé hasta allí. Por otra parte le doy las gracias por darme información certera sobre el origen de mi abuelo, Claudio Zambrano Espinoza, quien fuera oriundo del estado Lara, lo que explica claramente su gusto por la música. Según cuentos de familia, tocaba el órgano en la iglesia.
    Lo que si le puedo confirmar es la agudeza al hablar de los Zambrano, característica que distingue a nuestra familia, desde mi abuelo hasta mi pequeña hija de 3 años.

     
  6. jose diaz pegoraro

    24/02/2011 at 1:18 PM

    Mensaje: Soy escritor costumbrista, y me gustaria conocer e intercambiar las historia de nuestrois pueblos-

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 508 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: